¿Cómo empezar a meditar?

El silencio y la quietud son piezas clave de la meditación, donde volver a las raíces de nuestra naturaleza nos permite explorar totalmente nuestro ser, y ese silencio, tranquilidad y quietud representa el estado de la mente, y concentrarte en ese silencio para poder descubrir quien eres realmente, dónde habitas dentro del cuerpo en búsqueda de ti mismo.

Lo difícil de meditar no es leerte un libro lleno de indicaciones, sentarte un ratito o escuchar podcast o videos de Youtube.

Lo difícil de meditar es darte cuenta de si quieres o no empezar a indagar sobre ti mismo, hasta que no haya un solo hueco, cueva o escondrijo en el que poder esconderte o dejar de conocer y responder, a la cantidad de preguntas que surgen en el momento en el que te posicionas como observador de ti mismo, con paciencia y compromiso real, eliminando cualquier tipo de meta y de parloteo mental, y simplemente aceptar lo que venga.

Desapegarse de ese plano físico, pasar a ser un mero observador viendo cómo comes, cómo respiras o cómo te comportas o solucionas las cosas, sin dejarte llevar por las emociones, mantenerte a la distancia suficiente en el que puedas experimentar todo sin apegos ni distracciones. Simplemente permanecer en un estado de escucha y observación constante, y empezar a darte cuenta de quizá, muchas cosas que no quieres atender.

La meditación te presta esa ayuda de auto-conocimiento y control de ti mismo, sin dejarte llevar por la mente dispersa, juguetona, caprichosa.

Meterte hasta el fondo de la habitación de tu ser, quitar las telarañas y limpiar las esquinas, airear la habitación abriendo puertas hacía algo nuevo y desconocido que se supone da tranquilidad, pero el camino es duro, cansado, a veces aburrido cuando te das cuenta de que caes de nuevo en lo mismo y quizá, en ese querer analizar para limpiar, está la parte de aceptarse y darte cuenta de cómo eres realmente, y cuando ves eso que no quieres ver, es muy duro.

Darte cuenta de ese breve espacio de tiempo en el que los pensamientos cesan y comienza un espacio en blanco…la no mente…como una anestesia que te pones a ti mismo para no dejarte llevar por los estados creados por la mente, y sigues analizando las emociones y los pensamientos que tienes constantemente desde fuera, como cuando miras la tele pero no la ves, simplemente son imágenes y ruido.

La mente es un órgano más del cuerpo, que domina todo lo que haces, dices y sientes.

Si eres capaz de verla como «algo» a observar…estarás ante una nueva puerta de conocimiento.

Espero que este pequeño ejemplo te ayude a entender o intentar practicar algo de meditación:

  • Imagina, o visualizaté viendo la tele a esa hora en la que no hay nada interesante, nada capta tu atención y aburrid@, cambias de canal en canal buscando algo que te distraiga…esos son tus pensamientos constantes, entrando…
  • Ahora imagina que en todo ese zapping constante, y en la televisión de última generación, se abren y quedan fijos cada uno de los canales por los que has pasado, con el sonido de cada uno de ellos activo, con un volumen altísimo, hablando todos a la vez, emitiendo imágenes todos a la vez y tú intentando prestar atención a todos ellos…

¿Te enterarías de algo? ¿Encontrarías algo interesante? ¿o simplemente colapsarías?…esto es el comienzo del Stress.

  • La meditación ayuda primero a entender qué es lo que estas viendo, qué es lo que estás haciendo, qué sensaciones te produce eso que estás viendo, porqué lo estas haciendo, y muy poco a poco entender que el mando de la tele lo tienes tú, que sólo depende de ti querer centrarte y concentrarte en un solo canal, subir y bajar el volumen y apagar el resto; y en un plano mas avanzado, ponerte realmente en la posición de «ese» que está sentado en el sofá con el mando en la mano y ver que la tele no es mas que una tele, «objeto», que puedes apagar cuando quieras, para dejar que el salón o habitación en la que te encuentras se quede en silencio, y poder regocijarte en ese espacio de tranquilidad y vacío…el encuentro de ti mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.